Cómo se asume este papel activo para fomentar la integridad institucional?. Es necesario actuar sobre tres ejes claves de la organización:

  1. La ética pública aplicada a su actuación diaria El objetivo de este eje es guiar y orientar a las personas que trabajan en la institución para que su conducta sea la propia de un servidor público.
  2. La profesionalidad en su gestión pública. El objetivo de este eje es garantizar la legalidad y la eficiencia en la operativa de aquella organización.
  3. El establecimiento de mecanismos de prevención de la corrupción. El objetivo de este eje es reducir la probabilidad de que los riesgos se conviertan en casos de corrupción (trabajo preventivo), pero también reducir la gravedad de las consecuencias en caso de que estas situaciones se produzcan (trabajo contingente).

Estos tres ejes de actuación se subdividen en seis áreas de trabajo que interactúan entre sí, de forma que las carencias en una de ellas afectan a las otras cinco, lo que nos obliga a trabajar de forma sistémica para obtener resultados.

Este modelo de actuación constituye el SISTEMA DE INTEGRIDAD DE LOS ENTES PÚBLICOS (SIEP), representado gráficamente con forma de hexágono. El SIEP facilita a los entes públicos una forma sistémica para:

  • evaluar los puntos fuertes y débiles de sus organizaciones en estos tres ejes de actuación y
  • elaborar programas para mejorarlos (PROGRAMAS DE INTEGRIDAD).