Normativa aplicable

El personal funcionario y eventual al servicio de la Oficina Antifraude de Catalunya se rige por la Ley 14/2008, de 5 de Noviembre, por las Normas de Actuación y de Régimen Interior de la Oficina Antifraude de Cataluña y por los Estatutos del Régimen y el Gobierno Interior del Parlamento de Catalunya.

El personal laboral al servicio de la Oficina se rige por la Ley 14/2008, de 5 de Noviembre, por las Normas de Actuación y de Régimen Interior de la Oficina Antifraude de Catalunya, por la legislación laboral y por los Estatutos del Régimen y el Gobierno Interior del Parlamento de Cataluña.

Deberes generales

El personal de la Oficina Antifraude ha de comportarse con imparcialidad en el ejercicio de sus funciones, ha de velar por el interés general, observando la más estricta neutralidad y no permitiendo que criterios e intereses propugnados por grupos económicos, sociales, corporativos, ideológicos o religiosos influyan en sus actuaciones, y debe actuar siempre con pleno respeto a la Constitución, al Estatuto de Autonomía y al resto del ordenamiento jurídico.

Deberes específicos

Sin perjuicio de los deberes establecidos en los Estatutos del Régimen y el Gobierno Interior del Parlament de Catalunya, el personal al servicio de la Oficina Antifraude está obligado a:

Guardar secreto sobre todas aquellas informaciones vinculadas con las investigaciones llevadas a cabo por la Oficina Antifraude, como también la debida reserva sobre cualquier otra información de la cual haya tenido conocimiento con motivo u ocasión de sus funciones y que no tenga que ser divulgada.

A tal fin, en el momento de la incorporación en la Oficina Antifraude, firmará un compromiso de confidencialidad que garantice la plena asunción de las responsabilidades incluida la civil, derivadas de la revelación indebida de informaciones, datos, actos, documentos o asuntos. Este compromiso tiene carácter permanente y mantiene su vigencia cuando se hayan dejado de prestar los servicios a la Oficina.

Conflicto de intereses y obligación de abstención

Con la finalidad de preservar la independencia y la integridad de la Oficina Antifraude, el conflicto de intereses será interpretado ampliamente de manera que cualquier miembro de la Oficina, en el ejercicio de sus funciones, no podrá intervenir en un asunto en el cual de manera directa o indirecta tenga intereses de cualquier clase que comprometan su imparcialidad y en particular, intereses personales, familiares o económicos.

El personal al servicio de Oficina Antifraude se abstendrá de intervenir en los casos siguientes y deberá informar de inmediato al Director o la Directora:

En aquellos asuntos en los que haya participado o estén relacionados con empresas o sociedades en la dirección, asesoramiento o administración en los que haya tomado parte esta persona, su cónyuge o las personas con quien conviva con análoga relación de afectividad o familiares dentro del segundo grado, y en los dos años anteriores a su incorporación en la Oficina.

Corresponde en cualquier caso, al Director o la Directora de la Oficina Antifraude decidir en materia de abstención.

La infracción del deber de abstención establecido en el apartado anterior dará lugar a la exigencia de las oportunas responsabilidades.

Incompatibilidades

Al Director o Directora, al Director Adjunto o Directora Adjunta y a los miembros de la Oficina Antifraude que tengan la consideración de alto cargo, les será de aplicación el Régimen de Incompatibilidades previsto en la Ley 13/2005, del 17 de Diciembre, del Régimen de Incompatibilidades de los altos cargos al servicio de la Generalitat.

El resto de personal al servicio de la Oficina se rige por el Régimen de Incompatibilidades previsto para el personal al servicio del Parlament de Catalunya en sus Estatutos del Régimen y Gobierno Interiores.

Antes de su incorporación en la Oficina Antifraude, la persona interesada tiene que formular una declaración de actividades según el modelo establecido por la institución y, si ejerce otra actividad, es preciso contar con la autorización de compatibilidad correspondiente.

Corresponde al Director o Directora de Oficina Antifraude las solicitudes de compatibilidad.

El personal de la Oficina no podrá ser titular por él mismo o por su cónyuge o persona con análoga relación de afectividad, hijos, dependientes y personas tuteladas o interpuestas, de una participación significativa en sociedades que tengan conciertos o contratos, de naturaleza administrativa o privada, con la Oficina Antifraude.

La infracción del deber de abstención establecido en el apartado anterior dará lugar a la exigencia de las oportunas responsabilidades.

Aportación de información económica personal

Con la finalidad de prevenir y detectar situaciones que puedan originar conflicto de intereses o incrementos de patrimonio no justificados, los integrantes de la Oficina Antifraude han de entregar anualmente una copia de su declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Con la misma finalidad, el Director o Directora de la Oficina Antifraude podrá exigir al personal en la forma, la periodicidad y los términos que fije, la entrega de documentación acreditativa de la titularidad de bienes, obligaciones o derechos patrimoniales que considere oportuna.

Regalos

Sin perjuicio de lo que establece el Código Penal, el personal de la Oficina Antifraude, con motivo o en ocasión del ejercicio de sus funciones, no puede aceptar directa o indirectamente ningún trato de favor, privilegio, o ventaja injustificada y debe rechazar cualquier regalo, favor o servicio en condiciones ventajosas, cesión gratuita de uso o donación que vaya más allá de los usos de cortesía interinstitucional, los cuales, si es necesario, serán inventariados y depositados siempre en la sede de la Oficina.

twitter home linkedin home youtube home